miércoles, 29 de febrero de 2012

Otro castillo en el aire se desvanece en la Nube (Cloud)

La historia de Megaupload no deja de ser otra efímera aventura que ha vaporizado en la nube de Internet millones de ficheros legales e ilegales.
La mayoría de sus usuarios la conocíamos porque las descargas eran rápidas y, podíamos bajarnos todo tipo de juegos, películas, canciones, ... gratis y sin tener que introducir los tediosos captchas.; pero no podemos obviar que también almacenaba contenidos legales.
participar en una conspiración de crimen organizado, cometer infracciones de derechos de autor de forma masivablanqueo de dinero y dos cargos criminales de violación de la propiedad intelectual.
El FBI actuó siguiendo la Ley SOPA que les permite:
1. Imponen a los proveedores de internet ejercer de "vigilantes" para detectar las páginas que compartan contenido ilegal y les otorga inmunidad a los proveedores de internet si bloquean portales de usuarios que no hayan cometido delito. 
2. El Gobierno podrá cerrar páginas alojadas en EE UU y que permitan las descargas de contenido protegido por derechos de autor, violando por tanto la propiedad intelectual, aunque sus dueños residan en el extranjero.
3. El Departamento de Justicia podrá cerrar páginas web sin orden judicial así como impedir que cobren beneficios de anunciantes, bloquear dominios de internet y hacer que buscadores como Google eliminen esas páginas de los resultados de búsqueda. 
Hoy en día, en vez de enviarnos grandes ficheros anexados a un correo electrónico, subimos el fichero a algún servidor similar a Megaupload y facilitamos a los interesados su descarga mediante el correspondiente enlace. Así que seguramente habría miles, cientos de miles o millones de ficheros subidos a Megaupload por sus legítimos propietarios.
En este caso, los derechos de autor no estaban siendo infringidos, puesto que voluntariamente se había escogido este medio de distribución.
Megaupload en su clausulado seguramente tenía una cláusula de limitación de responsabilidad por la que no asumiría ningún tipo de responsabilidad por la pérdida de estos contenidos; y mucho menos en caso de fuerza mayor como es éste, en el que son los EEUU de América los que cierran la web.
Ya tenemos la combinación explosiva para hacer que sean prácticamente irrecuperables, es decir, servidores alojados en EEUU y cerrados por orden judicial.
¿En qué situación han quedado esos contenidos?.

  • La Asociación de Internautas : “Decimos que, como efecto inmediato, lo reclamen y denuncien ante los servicios telemáticos tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil para recuperar sus contenidos
  • La Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios ha señalado que “los archivos y datos personales de los usuarios de Megaupload deben ser devueltos y protegidos” y ha solicitado a las autoridades españolas que se pongan en contacto con las de EEUU para conocer cómo se está desarrollando este proceso y cuándo podrán los usuarios recuperar el contenido personal que tuvieran allí alojado.

Es decir, que se trata de un asunto de Derecho Internacional, donde un Estado ejerce su soberanía y cierra una web que infringe sus leyes.
Podrían realizarse reclamaciones civiles contra Megaupload por haber actuado de una forma negligente al mezclar su negocio de descargas ilegales con las legales, pero dado que no va quedar un duro en su caja, no parece muy rentable. Tampoco parece viable la acción penal contra los EEUU por haber borrado los contenidos.
Pero ante un problema se busca una solución, iniciativas como Megaretrieval intentan unir a los afectados para intentar recuperar sus valiosos contenidos antes de que sean borrados. Desgraciadamente esta iniciativa sólo es válida para los ciudadanos de EEUU, así que los españoles podríamos intentarlo con iniciativas locales como la de http://megaupload.pirata.cat/es/.
No es probable que los usuarios puedan llegar a recuperar sus documentos, ni que puedan obtener algún tipo de indemnización, pero al menos servirá para despertar conciencias de los riesgos que se corren en la nube de Internet. Es más, los documentos iban a ser borrados el 2 de Febrero, luego se prorrogó el plazo 2 semanas más y, a día de hoy no se sabe si se borraron o no.
El coste individual puede haber sido muy alto para alguno de los afectados, quizás incluso algún negocio pueda haber fracasado por esta acción, pero lo más lamentable es que esta acción individual del FBI no ha servido para nada.
Durante unos días quizás pareciera que se habían acabado las descargas directas y que tendríamos que volver a "la mula", pero la realidad es que hay muchas alternativas a Megaupload.
Para los que alojan sus contenidos legales en servidores ubicados en España, las expectativas no son mucho mejores, tenemos la Ley Sinde que puede actuar de forma similar; aunque en este caso se contempla la posibilidad de que haya alegaciones previas al cierre, lo que daría cierta publicidad y posibilidad de copiar tus contenidos. Ya se sabe que "la ignorancia de la Ley no exime de su cumplimiento" pero hay quien ha desarrollado un manual para eludir la Ley Sinde.
Lo cierto es que todas estas web de descarga directa han hecho que la mayoría de los ciudadanos paguen una conexión ADSL que tendría una difícil justificación en su economía doméstica si no fuera por las descargas ilegales que realizan.
Ahora que ya tienen la conexión ADSL, han aprendido a navegar por Internet y se han habituado al "todo gratis" de Internet, quizás los poderes fácticos consideren que ha llegado la hora de educarles para que paguen por los contenidos que descargan.
En España parece que de momento, las descargas para consumo propio no están penadas, pero países como Inglaterra castigan hasta con 10 años de cárcel.
¿Quién sabe por cuánto tiempo?, en la nube todo podría cambiar mañana.

Pdta. La Ley Sinde ha entrado hoy en vigor y es graciosa la iniciativa llevada a cabo por Wertdeenlaces.net en la que puedes publicar que tu web infringe la Ley, así te pueden denunciar más fácilmente.
Lo increíble es que ya se han auto-denunciado más de 200 web's y puedes seguir en directo la tramitación de la primera denuncia en http://hacktivistas.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario