miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cuestiones legales sobre los datos en la nube de Internet

Ayer se publicó en el CiberP@ís el artículo titulado Las nubes de Internet crean un problema de soberanía.
El artículo empieza describiendo la nube de Internet (Cloud computing) como algo que "... permite el almacenamiento en la Red de los datos y los hace accesibles desde cualquier lugar y máquina ...".
Un idílico propósito que si sigues este blog ya sabrás que es equivalente a triplicar la gestión de tu información, la gestionas en tus servidores locales, la gestionas en la nube y la mantienes sincronizada. Además de confiar en que tu negocio no se quede en "las nubes" si tu proveedor de la "nube" decide borrar todos tus contenidos.
Pero el foco del artículo no está en los potenciales problemas legales que puedas tener con respecto al incumplimiento de las condiciones contractuales del servicio que te prestan en la nube de Internet, si no con el control de los datos y su transferencia a terceros.
Hay que extender el significado del término soberanía para entender que la soberanía la tiene aquel que no depende de nadie para decidir que se hace con algo. Por lo tanto, se debería entender que la soberanía sobre los datos la tiene el propietario legal de los mismos y no el propietario del servidor donde se han alojado. Pero la globalización en Internet nos lleva a que el propietario y el prestador del servicio puedan estar en distintos países y por lo tanto sometidos a distintas legislaciones y controles. La posible pérdida de información sensible alojada en servidores inseguros a llevado a Francia a plantear su propia nube en Internet (Andrómeda).
"La Comisión Europea es consciente del problema y trata de buscar una fórmula que permita proteger los datos personales y fijar reglas claras sobre que tribunales pueden entender un conflicto generado en la nube y qué protección se garantiza a los consumidores". Además, a elaborado una lista de "puertos seguros" a los que se puede transferir información.
En este caso la legislación va por detrás de la realidad tecnológica y por ello hay que andar con pies de plomo. Si ya hemos visto en alguna entrada anterior del blog lo caro e inútil que puede resultar una reclamación judicial en España contra un ISP español, ¿qué será cuando la reclamación sea en un contexto internacional?. La mayoría de las PYMEs deberían planteárselo dos veces antes de pensar en hacer algo serio en "la nubes".
El artículo detalla que en el caso español "la transferencia internacional de datos está regulada por la Ley de Protección de Datos" y "si una empresa española contrata este servicio en un país no incluido en la lista, sería necesaria la autorización por parte de la autoridad de protección de datos, en el caso de España la AEPD, para la transferencia internacional de los mismos".

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Cómo demostrar lo que tenías alojado en tu espacio web?

Tema delicado, si tu proveedor ISP te ofreció un servicio de Hosting en el cual "tú no tenías que preocuparte de nada, podías dejar todo lo relativo a Internet en sus manos y centrarte en el núcleo de tu negocio", y una vez desarrollado tu negocio virtual decide eliminar tu presencia de Internet dolosamente borrando tu espacio web, bloqueando tu dominio y cuentas de correo asociadas.
El término dolo indica que conoce las consecuencias de la acción que va a realizar y a pesar de ello la ejecuta; es decir, sabe que la consecuencia de una acción como ésta provocará posiblemente la quiebra de tu negocio virtual.
Aquí, ya te puedes preguntar ¿por qué iba a hacer algo así?. Respuestas hay muchas, eliminar competencia en nichos de negocio que les interesen, desarrollar su propia actividad, ... Aunque me viene a la memoria el caso que nos contaban en el MBA en el cual una importante empresa española cuando se estaba introduciendo en un país centro americano sufría continuos robos en sus camiones, hasta que hizo socio del negocio a un importante grupo local. ¿Hace falta padrino o pagar alguna protección para poder desarrollar una actividad comercial por Internet?.
En fin, desde el punto de vista del letrado del ISP no existían contenido alguno alojado en su espacio web en base a que:
  1. "Todo era mentira", con esta simpleza ya tiene para rellenar muchas páginas en la contestación a la demanda y para rebatirla basta con:
    1. aportar las facturas de las decenas de las particulares y empresas que contrataron los servicios ofertados por Internet.
    2. mostrar lo que realmente tenía el portal en el momento de los hechos y para ello nada mejor que utilizar la "máquina del tiempo" y ver qué ofertaba el portal en la instantánea que se almacenó antes de ser borrado por el ISP. Esta instantánea muestra que los contenidos eran servidos desde la IP fija 80.26.14.145 asociada a un servidor HTTP alojado en las instalaciones propias del cliente y, de la interpretación de la url, que ésta era servida por un procedimiento PL/SQL almacenado, por tanto en un SGBDR de Oracle. Hay algunas instantáneas anteriores en las que se puede ver parte de la oferta formativa del año 2004. En la máquina del tiempo también se puede ver el desastroso efecto que sufrió el negocio del que no se pudo volver a tomar otra instantánea hasta nueve meses después.
    3. otro dato es el número de enlaces que muestren los buscadores para ese portal, dato que fue destacado por el propio perito informático que valoró los contenidos.
  2. "No hay constancia en el Registro de la Propiedad Intelectual de que la empresa o su administrador fueran propietarios de programa informático alguno". Si has trabajado en el sector de las TIC, sabrás que nadie registra los programas informáticos, pero además si has estudiado leyes, también sabrás que "La vigente Ley de Propiedad Intelectual ha zanjado con meridiana claridad la discusión doctrinal sobre la necesidad de la inscripción de los derechos de autor en el Registro de la Propiedad Intelectual, optando por un sistema que es precisamente antitético de la Ley de 10 de enero de 1879. En efecto, la LPI se carazteriza por reconocer la propiedad intelectual de cualquier obra "al autor por el solo hecho de su creación", tal y como expresa el primer artículo de la Ley 22/1987 de forma inequívoca". La inscripción es potestativa, es decir, voluntaria y tiene tan sólo una finalidad protectora. El letrado del ISP y cualquier interesado podrá leer sobre el tema en los apasionantes libros de Carlos Lasarte, concretamente esta cita es del correspondiente a "Propiedad y derechos reales de goce".
  3. "En las cuentas anuales de la empresa consta un inmovilizado inmaterial de 0 euros, así como en el de existencias". Si ya patina en leyes, en temas contables más. Aquí no tuvo pudor alguno en mezclar la Ley de sociedades anónimas con la de las sociedades limitadas, pero el contable de la empresa le tuvo que explicar que se da cierta paradoja. En el desarrollo de un software, su valor contable es igual número de horas que se hayan invertido en su desarrollo multiplicado por el precio hora de los recursos humanos que lo han llevado a cabo. Es decir, si te pones un sueldo de 100.000 euros y tardas dos años en desarrollarlo, valen 200.000 euros; pero si no te pones un salario en la empresa, valen 0 euros. Es tanto como decir que un famoso escritor que ha creado un nuevo libro, si se lo queman, no puede reclamar nada; o que si construyes una casita con tus manos y te la destruyen tampoco vale nada. Evidentemente, hay que ir al precio de reposición y ahí entra en juego un perito informático, que además en nuestro caso concreto hacía análisis forense, de manera que pudo rastrear lo que quedaban dispersos por Internet y por el servidor ubicado en la empresa.
  4. "No se perdió nada". Aquí el letrado utiliza "la máquina del tiempo" y como ve el menú de la izquierda y el dintel superior de inicio del portal, concluye que no se perdió nada. Como además en la parte central se hace referencia a la IP fija asociada al servidor web ubicado en la empresa, los contenidos estarán alojados en él. Por mas que lo expliques a quien no quiere entender o no tiene capacidad para ello, una cosa son los contenidos personalizados, dinámicos y poco pesados que se sirven desde un servidor web, en nuestro caso ubicado en las instalaciones de la empresa, y otra los contenidos estáticos y pesados que se servían desde el espacio web del ISP. Una cosa sencilla es hacer una copia de seguridad de una base de datos que almacena la información de los usuarios y los paquetes con la aplicación informática y gestionada fácilmente en el entorno de Oracle de forma automática e incremental, y otra muy distinta gestionar las copias de seguridad de las distintas versiones de los cientos de páginas que constituían los contenidos y podían ser modificadas online por cualquiera de los tutores. Confirmada su incapacidad para entender la arquitectura utilizada, el letrado del ISP dejó el tema para un posterior careo entre los peritos informáticos de las partes, que por cierto no se pudo llevar a cabo pues se le olvidó solicitarlo.
Paradojicamente el centro de proceso de datos de tu ISP, que podrías llegar a comparar con la cámara acorazada de una entidad financiera, y que podrías considerar el lugar más seguro del mundo para almacenar tus contenidos más valiosos, se convierte en una trampa al eludir el ISP cualquier tipo de responsabilidad y limitarla en todo caso a un porcentaje de la cuota cobrada por sus servicios. Igualmente la Justicia se convierte en su cómplice cuando no aprecia dolo o negligencia en la acción que realiza voluntariamente un empleado del ISP y que según el artículo 1.101 y s.s del Código Civil le obligaría a hacer frente a todos los daños causados. Es decir, el coste de reposición de los cursos que formaban un Master en Oracle sería de varios miles de euros en el mercado, pero para un Juez que no estime el dolo, puede que no valgan más que unos pocos céntimos, y es que el dolo es algo interpretable y un ISP de primer nivel alguien poderoso.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Servicios de "hosting". Responsabilidad del proveedor del servicio 2/2

Partimos de una oferta cualquiera de ADSL, por ejemplo la de YACOM, cuya publicidad describe las condiciones particulares en las cuales se ofrecen "100 Mb de espacio web".
Buscamos la letra pequeña, es decir, las condiciones generales y en la estipulación cuarta tratan el "Hosting":
La prestación de los servicios de "Hosting" o "espacio web", es por tanto, una obligación accesoria ligada a la principal (Servicio de acceso ADSL) y que el ISP ofrece conjuntamente.
Adicionalmente, las distintas Ofertas Comerciales ofrecidas por Yacom al CLIENTE para la prestación del Servicio de Acceso Yacom ADSL podrán incluir la prestación de una serie de Servicios Adicionales. La suscripción de las condiciones que regulan dichos Servicios Adicionales se realizará, bien con la suscripción del presente Contrato, o bien a través de la Página de Acceso.
Los Servicios Adicionales incluidos en el Servicio de Acceso Yacom ADSL y cuya contratación y aceptación serán automáticas en el momento de la suscripción del presente contrato, podrán ser, en función de cada Oferta Comercial, los siguientes:
4.3.1. Descripción del Servicio: Servicio de almacenamiento de información del CLIENTE o que éste esté autorizado a divulgar, en un servidor de Yacom puesto a su disposición durante la vigencia del Contrato. El Servicio se configura como un Servicio Adicional del Servicio de Acceso Yacom ADSL, en el marco de las Ofertas que así lo establezcan, por lo que sólo podrá ser contratado de forma conjunta con el Servicio de Acceso Yacom ADSL y en el marco de dichos paquetes u Ofertas Comerciales. El Servicio presenta las siguientes características:
Conectividad:
- Conectividad redundante
- Punto de presencia en Espanix
Las instalaciones de Yacom dispondrán de las siguientes condiciones:
- Sistema refrigeración
- Sistema de detección incendios
- Sistemas de Alimentación duplicada
- Acceso a local restringido: Sólo a persona o personas autorizadas
- Seguridad con vigilancia permanente 24 * 7
- Estructura de firewalls en redundancia
Mantenimiento de los servidores:
- El coste del mantenimiento del servidor correrá a cargo de Yacom, salvo que el CLIENTE haya actuado de forma negligente o incluso haya alojado aplicaciones que puedan producir algún daño en el servidor, en cuyo caso el CLIENTE será responsable de los daños y perjuicios que se ocasionen a Yacom.
Nivel de servicio- Yacom se compromete a realizar sus máximos esfuerzos para garantizar el adecuado almacenamiento de la Información, de forma que se halle a disposición de los usuarios de Internet de forma ininterrumpida durante la vigencia del presente contrato.
- No obstante, Yacom no será responsable de las interrupciones de disponibilidad de dicha Información motivadas por causas de fuerza mayor o fuera del control de Yacom.
- Yacom podrá interrumpir de forma temporal el almacenamiento de la Información en sus Servidores, o la disponibilidad de la misma por parte de los usuarios de Internet, por motivos de seguridad, o por reestructuración de los recursos informáticos de Yacom destinada a mejorar sus servicios de almacenamiento y puesta a disposición de Información a través de Internet. En cualquier caso, Yacom realizará sus máximos esfuerzos para que tales interrupciones afecten de forma mínima al CLIENTE. Yacom no responderá de los perjuicios causados por dichas interrupciones, si éstas han sido comunicadas al CLIENTE con una antelación mínima de 48 horas.
- Cuando el servidor sea gestionado por el CLIENTE, Yacom no será responsable de la disponibilidad del servicio ni otros servicios asociados.
4.3.2. Obligaciones del CLIENTE: El CLIENTE se compromete, durante el período de vigencia del contrato, a la correcta utilización del servicio y a cumplir con la normativa vigente en cada momento:
• El CLIENTE reconoce la propiedad de Yacom sobre los métodos, conocimientos, saber hacer y procedimientos empleados en el desarrollo y ejecución de las prestaciones del presente contrato y será el titular de los derechos de imagen, de propiedad intelectual, industrial o de cualquier otra naturaleza sobre los contenidos o contará con las oportunas licencias o derechos de uso, exonerando a Yacom de cualquier reclamación que pudiera proceder de terceros.
• El CLIENTE designará, a la entrada en vigor del contrato, una persona de contacto con facultades para tomar decisiones en nombre del CLIENTE y que actuará como único interlocutor con Yacom.
• El CLIENTE se compromete a facilitar la colaboración, los datos, las especificaciones y documentos necesarios para el cumplimiento de las obligaciones surgidas del presente contrato.
• El CLIENTE accederá por medios telemáticos al servidor de Yacom únicamente para alojar, modificar o suprimir datos alojados en el mismo. A estos efectos, Yacom proveerá al CLIENTE de un usuario y clave que permita un acceso remoto.Se prohíbe el uso del servidor contrario a la buena fe y en particular, de forma no exhaustiva:
- La utilización que resulte contraria a las leyes españolas o que infrinja los derechos de terceros.
- La publicación o la transmisión de cualquier contenido que a juicio de Yacom resulte violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo o difamatorio.
- Los cracks, números de serie de programas o cualquier otro contenido que vulnere derechos de la propiedad intelectual de terceros.
- La recogida y/o utilización de datos personales de otros usuarios sin su consentimiento expreso, o contraviniendo en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter personal.
- La utilización del servidor con fines del llamado spamming (envío de correo masivo no deseado, de tipo comercial o de cualquier otra naturaleza) así como del mail bombing (envío de grandes mensajes con el fin de bloquear un servidor) y phishing (adquisición de forma fraudulenta y a través de engaño, de información personal como contraseñas o detalles de una tarjeta de crédito).
4.3.3. Yacom se reserva la facultad de eliminar los contenidos albergados en sus servidores que vulneren lo establecido en la presente Cláusula o de adoptar cualquier otra medida que considere necesaria para evitar la continuidad en la comisión del ilícito o de la infracción que haya sido detectada sin necesidad de comunicación previa al CLIENTE.
4.3.4. La información almacenada en el servidor de Yacom pertenecerá, a todos los efectos, al CLIENTE, quien será el único responsable, según lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.
Las características del lugar donde se van a alojar los datos se corresponden con las de un CPD y además :
"Yacom se compromete a realizar sus máximos esfuerzos para garantizar el adecuado almacenamiento de la Información, de forma que se halle a disposición de los usuarios de Internet de forma ininterrumpida durante la vigencia del presente contrato."
Pero, ¿qué es eso de los máximos esfuerzos?, ¿van a montar un sistema de discos redundantes o realizar copias de seguridad periódicas?. No lo aclaran, pero hemos de entender por "sus máximos esfuerzos" que incluirán ambos, pues a una empresa de este nivel perteneciente a France Telecom España, S.A. no debería escatimar unos euros en proteger la información de sus clientes, ¿no?
Veamos por curiosidad algún contrato al azar de los muchos que podemos consultar en Google, por ejemplo el de Nook Host. En la cláusula sexta nos describen las obligaciones y responsabilidades que ofrecen y asumen, respectivamente.
6.4 El Cliente renuncia expresamente a reclamar cualquier responsabilidad, contractual o extracontractual, daños y perjuicios a NOOK HOST por posibles fallos, lentitud o errores en el acceso y uso del plan contratado.
...
6.6 No obstante todo lo anterior, si NOOK HOST incumpliera los compromisos asumidos en este contrato por prestar un servicio ineficiente, imputable a su persona, durante un periodo ininterrumpido superior a 24 horas, la responsabilidad de NOOK HOST se limitará a la devolución del dinero cobrado por el plan de Hosting afectado durante dicho periodo de interrupción calculado de manera proporcional.
6.7 En ningún caso NOOK HOST acepta responsabilidades derivadas de pérdidas de datos, interrupción de negocio o cualesquiera otros daños y/o perjuicios producidos por el funcionamiento de los Planes de Hosting por no cumplir estos con las expectativas del cliente.
6.8 Aunque NOOK Host realiza periódicamente copias de seguridad de la Información de los Clientes, NOOK Host no se hace responsable en los casos de pérdida o borrado accidental de datos, sea por la causa que sea. El Cliente reconoce expresamente que el uso del servicio es a su exclusivo riesgo. De igual manera NOOK Host no garantiza la reposición total de la Información en cuanto a los cambios que hayan podido producirse entre la última copia y el borrado. El Cliente acepta expresamente que, en el caso de pérdida de la Información, la provisión de la copia de seguridad con el fin de reponer dicha Información corre exclusivamente por su cuenta y riesgo. El Cliente acepta asumir en forma plena y exclusiva la responsabilidad por los archivos y/o información que reside en su cuenta y asume plena responsabilidad para mantener copias de seguridad de la información o archivos almacenados en los servidores de NOOK Host y exime de toda responsabilidad a NOOK Host por toda pérdida de dinero, tiempo, información y/o recursos originados en deficiencia o inexistencia de copias de seguridad.
Como la lectura de las cláusulas no necesitan interpretación, está claro que en este caso la máxima responsabilidad que asume el prestador del servicio en el caso de que se pierdan todos los contenidos alojados en sus servidores es igual a un porcentaje de la cuota cobrada por el servicio, es decir, posiblemente unos céntimos de euro. ¡Eso es lo que vale para él tus contenidos!
Eso si, en este caso te hacen renunciar a cualquier tipo de reclamación y esta cláusula se podría quizás considera como abusiva si eres un consumidor, pero si eres una empresa que utiliza este servicio con una finalidad comercial, esta cláusula será plenamente válida. Esto es así, porque se supone que como empresa estás en igualdad de condiciones con la empresa ofertante del servicio para negociar las cláusulas, mientras que si eres un consumidor individual estarás en inferioridad de condiciones. Evidentemente es absurdo, puesto que una PYME no conseguirá modificar ni una coma en un contrato modelo de un ISP como YACOM, pero la Ley deja claro a quién protege.
Desde hace años, la doctrina jurídica, ha detectado la problemática de este tipo de contratos atípicos en los cuales los proveedores tratan de eludir cualquier tipo de responsabilidad sobre los contenidos alojados en sus servidores y a su vez indica que deberían garantizar como mínimo un 99% de tiempo de disponibilidad de los mismos. También deja claro, que el proveedor del servicio ha de responder con una cantidad económica del incumplimiento de cualquiera de las condiciones contractuales.
Queda claro que estamos totalmente indefensos ante la posible negligencia o actuación dolosa de nuestro ISP o proveedor de Hosting que en un momento dado puede borrar todos nuestros contenidos alojados en sus servidores sin asumir mas que una compensación económica de unos cuantos céntimos de euro.
Piensa en situaciones donde por tener que desplazarte con frecuencia, has contratado estos servicios para alojar tus documentos de trabajo, tus libros digitales, las fotos de tus momentos entrañables o cualquier otra cosa de inestimable valor para ti. ¡Pues evidentemente lo puedes perder todo en un abrir y cerrar de ojos!
El CPD será inexpugnable a cualquier contingencia y tus datos estarán en discos redundantes de los que además habrá múltiples copias de seguridad, pero si tu proveedor no quiere devolvértelos, los perderás para siempre.
Si las posibles ventajas que facilitan servicios en los que me ofrecen alojar mis fotos online para compartir álbunes con otros amigos, el alojamiento de documentos en los que un grupo de trabajo va a poder realizar modificaciones colaborativamente  y acceder a la última versión online, crear mi negocio virtual, ... dependen de la buena fe de un proveedor que se manifiesta irresponsable ante cualquier pérdida, ¿quién va a utilizarlos?.
Esta disparatada situación, te llevará a tener que crear tu propio mini CPD para gestionar múltiples copias de tus datos almacenadas en distintos soportes que estarán guardados en lugares alejados para intentar garantizar su posible recuperación, y todo por la irresponsabilidad jurídica con la que actúan los proveedores.
La conclusión es sencilla, cuando se demuestre la existencia de dolo o negligencia por parte del proveedor, se ha de recurrir al Código Civil para fijar la responsabilidad extracontractual de los daños causados, que será el valor de los contenidos alojados en sus servidores.
Cómo se puede fijar el valor de los contenidos es un tema delicado que analizaremos otro día.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Servicios de "hosting". Responsabilidad del proveedor del servicio. 1/2

Hoy en día, los ISP han segmentado más su oferta y comercializan acceso a Internet dirigido al ocio y, por ello sus ofertas incluyen básicamente : llamadas telefónicas gratis, cuentas de correo o acceso a canales de televisión.
Los mismos ISP ofertan servicios adicionales para otros segmentos de clientes que desean tener presencia propia en Internet y que incluyen gestión de dominios, hosting, ...
Por ejemplo, Movistar diferencia entre particulares, autónomos y empresas ofreciendo a cada uno de ellos su Solución Web Hosting, que en el caso de los autónomos literalmente sirve para:
  • Que su empresa tenga una página web en Internet hoy en día es imprescindible.
  • Con nuestro asesoramiento y la Solución Web Hosting, ponemos a su disposición todo lo que necesita, desde lo más sencillo a lo más complejo.
  • Abra su empresa a Internet y podrá mantener durante 24 horas al día un canal de comunicación con sus clientes o disfrute de nuevos mercados y oportunidades de negocio.
  • Además, podrá utilizar nuestro gestor de Contenidos en el idioma con el que más cómodo se sienta: castellano, catalá, euskara o galego.
Otros como Yacom ofrecen servicios adicionales que incluyen Cuentas de correo y espacio web (15 cuentas de 1Gb y 100 Mb de espacio web personal ) sin diferenciar si se trata de particulares o autónomos, ni tener en cuenta para qué van a utilizar ese espacio web.
También podemos encontrar empresas que ofrecen servicios exclusivamente de hosting, como por ejemplo Arsys.
A comienzos del 2000, las ofertas de estos mismos ISP estaban más dirigidas a clientes interesados en tener presencia en Internet, pero igualmente estaban las más prudentes que segmentaban a sus clientes y las más arriesgadas que no lo hacían.
La burbuja de Internet iba a estallar, pero todos querían estar allí, por si su idea tenía éxito.
Si tienes curiosidad por saber qué se ofrecía en aquella época, puedes consultar El archivo de Internet que con su máquina del tiempo (Wayback machine) te permite recuperar los contenidos de un dominio en distintos momentos temporales. Al menos resulta curiosa ver la evolución de las ofertas y de los estilos de los distintos ISP.
Fuera en el inicio de los 2000 o hoy en día, si quieres tener presencia en Internet, en algún servidor de páginas web tendrán que estar tus contenidos.
Las alternativas son muy variadas y permiten que cualquiera tenga presencia en Internet aunque no sea un profesional de las Tecnologías de la Información.
Los menos formados o con poco tiempo, podrían utilizar sin ir más lejos este Blog, que tras crear una cuenta de usuario, le permite comenzar a escribir. No sabe ni le importa cómo se ha programado esta aplicación ni en dónde están alojados sus contenidos, pero mientras todo funcione correctamente verá que su contador de visitas sube y que puede leerlos sin más que dirigirse al dominio que seleccionó.
Otros usuarios más formados querrán tener un mayor control sobre los estilos que se aplican en su página, sobre la navegación que se realiza en su portal o quizás quieren incluir información dinámica sacada de una base de datos con la finalidad de realizar algún tipo de actividad comercial en Internet. Estos usuarios podrían contratar la oferta anterior de Yacom que incluye su propio espacio web. Si consultamos el Archivo de Internet, podremos ver que anteriormente Yacom permitía asociar ese espacio web a un dominio de Internet en la misma oferta de ADSL y hoy en día no; la explicación podría ser sencilla, si vas a desarrollar una actividad comercial, querrás que te localicen en Internet por tu marca, nombre comercial, alias, ... y ése será tu dominio que estará asociado a tu portal. Aunque lo he buscado, no he podido encontrar servicios de hosting ofertados por Yacom, servicio que de forma habitual ofertaba junto al ADSL, ¿será Orange, propietaria de Yacom, la que preste servicios con fines profesionales?; de su oferta ADSL parece que tampoco, pero si eres una empresa te regalan un teléfono.
Por último, los usuarios más expertos quizás quieran todo lo anterior y una dirección IP fija para poder instalar su propio servidor HTTP y poder controlar todo el proceso de generación de sus páginas web desde sus propias instalaciones.
Vista la conveniencia del servicio de hosting, ¿están seguros nuestros contenidos una vez alojados en él?, ¿se responsabiliza de algo el ISP?, ¿cuál sería su responsabilidad en el caso de que se perdieran?. Porque, ten en cuenta, que aunque la tecnología del centro de procesos de datos donde están alojados los host permite hacer prácticamente imperdibles los contenidos allí alojados, está el factor humano y ¡se pueden perder!. Basta con que el torpe de turno borre lo que no tenía que borrar para que tu presencia en Internet desaparezca.
En la próxima entrada esbozaremos las bases legales y la responsabilidad de los prestadores de estos servicios.